Slow fashion: la moda sostenible

Mi relación con la ropa y con la comida siempre fue un poco tóxica, siempre estuve obsesionada con un cuerpo ejercitado y por lo tanto lo que más me gustaba era lo más prohibido, siempre pensaba en la celulitis y en los gorditos de más, sin embargo, rechazaba todo tipo de vegetales, los odiaba muchísimo, y me he podido sorprender descubriendo que muchas de las cosas que nos atormentan son más de la mente que de cualquier otra cosa.


Hoy, no quiere decir que haya superado del todo ese tipo de obsesiones, cada vez voy trabajando más y más en ellas, no quiere decir tampoco que haya dejado de hacer ejercicio, entendí que si me engordo está bien, que si me como un pastel que me encanta y es algo que me hace feliz vale más que el cuerpo perfecto que tanto me esmero en tener y así voy con todo, entendiendo que todo tiene un equilibrio.


De la misma manera sufrí mucho con la ropa, porque me encanta, pero terminó convirtiéndose en un punto de comparación con otras personas, es decir, si una persona se vestía mejor que yo o tenía más ropa que yo podía dañarme el día. Que superficialidad, pero sí, así era. Ahora que estoy entrando en una etapa de mi vida en la que estoy sembrando mi comida, que me intereso por la basura que genero y que soy más responsable social y ambientalmente me doy cuenta de que la vida misma es más sencilla y complicada de lo que parece. Es decir, comprar una blusa es más complicado de lo que pensamos, pero tener toda tu comida orgánica y saludable es más sencillo de lo que parece. Nos complicamos con las sencilleces y volvemos una sencillez lo complicado.


¿Por qué termina siendo tan complejo la compra de la ropa?

Pues bueno, resulta que, cuando compramos una blusa por ejemplo, no solo estamos comprando una prenda de vestir, sino que terminamos comprando la materia prima, las personas que trabajan haciéndola, etc. y somos así mismo responsables de la huella ambiental que produce esa blusa (cuánto se gasto para su producción, cuánto contaminó, etc.) Así funciona todo, incluso la agricultura más orgánica funciona de esa manera, el problema es cuando todo se industrializa.


Cuando algo tiene la necesidad de industrializarse quiere decir que necesita demasiada producción para abarcar la cantidad de demanda que tienen, por ejemplo, una marca de ropa que venda al rededor de todo el mundo y por ciudad tenga al menos un almacén, necesita tener todo su proceso industrializado, pero esto significa más contaminación, solo por el hecho de poder producir blusas. El problema real se centra en la falta de ética de muchas empresas que no bastándoles con que normalmente contaminan con sus procesos, utilizan químicos para decolorar, crear, modificar, etc. las prendas de vestir y estos químicos ademas de tóxicos son supremamente nocivos para el medio ambiente. (por aquí les dejo un artículo de las 5 marcas de ropa que más contaminan)


Pero no siendo esto suficiente, a las personas que trabajan haciendo este tipo de ropa se les violan muchísimos derechos, trabajan extra y les pagan menos de un dólar por día, muchas de estas personas son mujeres cabeza de familia, menores de edad o niñxs, es decir, ¿es realmente necesario y yo realmente quiero hacer parte de una industria que contamina al medio ambiente, viola derechos humanos y en su mayoría explota animales? Hace poco me vi este video donde muestra en pocos minutos lo difícil de la industria textil de la que estamos acostumbradxs a vestir y creo que deberían verlo para entender mejor esta realidad.


Recuerdo que me decían que fuera a Estados Unidos porque allá podía comprar mucha ropa con unos cuantos dólares, pero hoy que lo pienso mejor creo que si estamos comprando a un precio muy barato lo más probable es que algo no se esté pagando bien. Y, en la mayor parte de los casos, resulta ser la mano de obra.


¿No les ha pasasdo que compran una blusa y en 6 meses se ha estirado, tiene huecos, se ha decolorado, etc? pues bueno, esa blusa, que seguramente estuvo barata o en descuento, fue hecha para que solo durara una temporada en tu closet y fueras a comprar otra blusa nueva, siendo nosotrxs cómplices de un consumismo que es el responsable de la contaminación de la industria de la moda y los problemas sociales que conlleva.


Mi primera reacción al saber todo esto siempre es la más drástica "no voy a volver a comprar ropa" y siempre termino arrepintiéndome o termino comprando algo y sintiéndome muy mal, así que no creo que esa sea la solución y creo que esta solución tampoco le serviría a la mayoría de mis amigas, por ejemplo, así que el slow fashion se centra en esto, en promover la transparencia de los procesos de producción de manera que la persona que lo consume sepa quién, dónde y en qué condiciones se ha elaborado la ropa que lleva.


¿Cuáles han sido mis alternativas para dejar de apoyar esta industria?

  1. Comprar ropa de segunda mano. He podido comprar ropa de diseñadorxs y hasta con etiquetas puestas que nunca hubiera podido comprar nueva.

  2. Comprar a marcas locales. Una marca local suele ser más costosa, pero sus procesos normalmente son más amigables con el medio ambiente y más responsables socialmente.

Darme cuenta que el camino hacia tener una vida más sostenible es realmente llevar una vida consciente. Consciente de mis actos, de que cada cosa que hago tiene una consecuencia, de que lo que decido comer, vestir, comprar, no termina ni comienza allí sino que ha tenido una larga historia y que mi responsabilidad como consumidora es saberla, entenderla y decidir si estoy de acuerdo o no y la mejor manera para dejar de apoyar una industria es dejarla de consumir me ha llevado a entender que muchas de las cosas que creía que eran importantes para mi, han dejado de serlo, no porque no puedan ser algo importante en la vida de alguien, sino porque siento que ya no tienen sentido al lado de las cosas que me he dado cuenta cuando me cuestiono.


¡Gracias por leer!

Déjenme sus comentarios aquí abajo o veámonos por redes sociales para charlar más de este y muchos otros temas.

Lxs espero.

Instagram: https://www.instagram.com/aviondepapelstudio/

Pinterest: https://pinterest.com/aviondepapelstudio/


542 vistas