¿Por qué comemos carne?

Actualizado: may 17


Alguna vez se nos acabó la carne que normalmente comprabamos y tuvimos que comprar otra - el paquete estaba en otro idioma entonces elegimos una cualquiera - y al llegar a la casa y cocinarla me olía diferente y salía mucha espuma, pero como yo no estaba muy acostumbrada a cocinar pensé que era normal. Al comerla sabía horrible, es decir, tan mal sabía que nos tocó botarla toda. Toda. Nosotros nos quedamos pensando que simplemente había sido un corte de carne que no nos había gustado, pero por cosas de la vida, nos dimos cuenta que lo que habíamos consumido ese día había sido carne de caballo. Mi reacción fue sentirme como una pecadora, literalmente, ¿cómo había sido posible que yo hubiera consumido carne de caballo? incluso al contarlo me daba cierta vergüenza. Tiempo después, en el supermercado donde solíamos hacer la compra de la carne, nos topamos con una amiga nuestra que es hija de una de las personas que comercializa la carne que venden ahí y nos recomendó que no siguiéramos comprando en ese lugar porque a los cerdos que vendían ahí les quitaban el tumor cancerígeno y lo empacaban para venderlo, a veces, vendían partes de la vaca que no eran "muy comestibles" y que vendían carne de caballo haciéndola pasar por carne de vaca. Yo, recordando el episodio anterior pensé "ya me da miedo comprar cualquier cosa sin saber su procedencia porque no sé exactamente que me están vendiendo" y así fue, empecé a consumir más en mercados locales, campesinos y orgánicos, desconfiando también de las verduras, de los huevos, etc. Pero más adelante surgió un cuestionamiento más profundo y es: ¿Por qué está tan mal visto comer carne de caballo, de perro o de gato y no de vaca, de pollo o de cerdo?


Es incluso incomodo leerlo, pensarlo y si quiera considerarlo. Aquí, en Colombia, solíamos pensar que en China consumen carne de gato dentro del arroz chino y nos escandalizábamos, pero ahora que lo pienso, lo vuelvo a pensar y lo cuestiono bastante me parece una incoherencia absoluta. Es como decir que hay animales que por x razón tienen el beneficio de ser nuestras mascotas y otros servirnos para comer, vestir y adornar nuestras casas, y por más que pienso en la razón social, científica y cultural de la clasificación de este tipo de animales no la encuentro, sobre todo porque muchos de los productos que consumimos de esos animales que están supuestamente para eso, es perjudicial para nosotrxs mismxs, es decir, no deberíamos estarla consumiendo (aquí les deje un articulo de por qué deberíamos dejar de comer carne explicando las razones sociales, ambientales y de salud que conlleva su consumo) Es decir, llevamos una vida de consumo sin cuestionarnos absolutamente nada, claramente cada uno de nosotrxs sabemos que los animales para que lleguen a nuestras casas y podamos comerlos hay que matarlos, pero no parece ser razón suficiente para suspender o reducir su consumo, y además de eso, pareciera que nuestra doble moral nos permitiera matar a unos y a otros no. Es absurdo.


Este artículo no es para explicar por qué razón comemos carne, es para poner en tela de juicio todos esos prejuicios y enseñanzas inculcadas que vienen de nuestra crianza y de la manera en que la sociedad nos moldea, es para que también ustedes, como yo, se cuestionen algo que muy seguramente nunca nos cuestionamos y es: ¿Por qué si me como una vaca no me como un perro? o mejor dicho ¿Por qué si no somos capaces de comernos un perro nos comemos una vaca, un cerdo y un pollo?


¡Gracias por leer!

Déjenme sus comentarios aquí abajo o veámonos por redes sociales para charlar más de este y muchos otros temas.

Lxs espero.

Instagram: https://www.instagram.com/aviondepapelstudio/

Pinterest: https://pinterest.com/aviondepapelstudio/