Haz tu propio antibacterial


Siempre me ha gustado poder y saber cómo hacer mis propias cosas, desde un detergente a partir de residuos orgánicos hasta el desodorante que uso todos los días y cuando empezó toda la histéria colectiva con el coronavirus, no les voy a mentir, también me preocupé, sobre todo porque mis padres viven fuera de la ciudad y normalmente no tienen como comprar cosas fácilmente, entonces fui a comprar comida y cosas de aseo entre las cuales quería comprar alcohol y antibacterial, sin embargo, al llegar al sitio ya no habían ninguno de los dos (lo que naturalmente aumentó mi preocupación) sin embargo, pude encontrar alcohol en otra droguería y al menos poder utilizarlo para desinfectarme.


Esta receta surgió a partir de esta necesidad específica y de pensar de toda la basura que estaba produciendo estas compras compulsivas que estabamos realizando, es decir, normalmente hago mi desodorante y no genero residuos plásticos de ese empaque, entonces por qué ahora por dejarme llevar de la preocupación y de el exceso de información que estaba recibiendo iba a generar más residuos contradiciendo todo en lo que había trabajado para no hacerlo. Así que pensé que había sido un alivio no poder encontrar antibacterial y me dispuse a hacer el mio. Les comparto por aquí la receta.

El alcohol en sí es suficiente para combatir las bacterias, sin embargo, debíamos echarnoslo varias veces al día o a la semana y eso causa una resequedad y/o pequeñas quemaduras en pieles sensibles, por eso el antibacterial viene en gel, primero para que sea de fácil aplicación y segundo para que a la vez que nos esta limpiando las manos, evite resequedad y las humecte, en este caso, el único ingrediente necesario seria entonces el alcohol y la glicerina o el aceite de almendras, pero, si queremos que nuestro aceite huela a algo, podemos echarle el aceite esencial y si queremos que tenga un espesor podemos utilizar goma xantana es completamente natural y se usa para espesar ciertas cosas en recetas veganas por ejemplo (pero en este caso, no es indispensable).


Espero entonces, que no solamente para esta situación podamos pensar en cómo hacer nuestras propias, sino que lo pensemos para todo, el hacer lo que nosotrxs mismxs usamos nos ayuda a evitar crear residuos de empaques innecesarios y saber qué exactamente le aplicamos a nuestro cuerpo y evidentemente, no dejarnos llevar por el caos y no contribuir a los pánicos colectivos infundados.


¡Gracias por leer! Déjenme sus comentarios aquí abajo o veámonos por redes sociales para charlar más de este y muchos otros temas. Lxs espero.

Instagram: https://www.instagram.com/aviondepapelstudio/

Pinterest: https://pinterest.com/aviondepapelstudio/