El uso problemático de antibióticos en animales de consumo humano

Actualizado: sep 8

Como siempre, el ser humano se caracteriza por los excesos, y como lo he dicho ya en varias ocaciones, son los excesos los que nos han llevado al punto en el que estamos, un punto en el que no alcanzamos a ver un futuro prometedor sino más bien una crisis, tanto medioambiental como social (si es que no estamos ya en ella).


El consumo de animales ha sido de toda la vida y si dejamos a un lado la crueldad que esto supone, en la naturaleza es normal según la cadena alimenticia que unos animales nos comamos entre otros. Claramente, el ser humano se ubica a si mismo en la cima de esta cadena, por lo cual, nosotrxs nos alimentamos de todo lo que queramos y nadie se alimenta de nosotrxs. El problema con el consumo de animales empieza a ser cuando se vuelve un proceso industrializado. Además que a diferencia de los leones, por ejemplo, nosotrxs tenemos una consciencia que nos hace saber que podemos comer otro tipo de cosas y dejar de un lado el sufrimiento de otro ser vivo.


Sin embargo, y como ya lo había mencionado en otro articulo (por qué comer menos carne) la cuestión con el consumo de carne no es solamente de moral sino también medio ambiental y por nuestra propia salud, pero, además de todo esto, ahora hay que sumarle que gracias al consumo de carne también terminamos consumiendo los antibióticos que les son dados a estos animales lo que produce bacterias resistentes a estos que nos son transmitidas.


La Organización Mundial de la Salud ha pedido que los animales para consumo humano no reciban antibióticos, pero, la verdadera pregunta es ¿por qué los animales están recibiendo antibióticos?


¿No les ha pasado que cuando empiezan a consumir o ven productos orgánicos o

naturales son mucho más pequeños? Bueno, pues ese es el tamaño real, lo que nosotrxs nos hemos acostumbrado a consumir son tamaños alterados precisamente con antibióticos. Porque claro, una carne más grande y más jugosa se vende más rápido y/o más cara.


El problema lo ha planteado la misma OMS: "El uso desregulado de esos medicamentos constituye una grave amenaza relacionada con la resistencia de las bacterias a los antibióticos, que la OMS considera uno de los mayores desafíos sanitarios de la actualidad.

"La evidencia científica demuestra que el uso excesivo de antibióticos en animales puede contribuir al surgimiento de resistencia a los antibióticos", recordó la organización. También una sede de la OMS en Ginebra señaló que en algunos países hasta el 80% de antibióticos importantes se utilizan en el sector animal, principalmente para estimular el crecimiento de animales sanos.


Sin embargo, el uso de antibióticos no solamente es para alterar su tamaño, también es porque en los lugares en los que mantienen estos animales, están unos tan pegados a otros (por no decir que unos encima de otros) que las enfermedades se aumentan y se transmiten muy fácilmente entre todos los animales. Muchos antibióticos utilizados en animales son idénticos o muy parecidos a los administrados al ser humano, como también lo son aquellos aplicados al cultivo de plantas, como las orquídeas.

Esto genera el peligro de la aparición de bacterias resistentes y que después pasan a las personas a través de los alimentos, del medio ambiente o de otras vías.


Esto, además de ser un problema de esta industria y que ellxs deberían solucionar, termina siendo también una responsabilidad nuestra como consumidorxs que después de saber esta información sigamos patrocinando una industria que no solamente es una de las principales contaminantes a nivel mundial y una de las más crueles sino que también termina siendo una de las más noscivas para nuestra salud. Pienso firmemente que dejar la carne de un día para otro solo por haber leído y sentirnos culpables con toda esta información no sirve de nada, es preferible que este tipo de artículos nos lleven a una reflexión y autoevaluación de nuestros hábitos de consumo para llevarnos al cambio desde nosotrxs mismxs. Esto tendrá un impacto mayor a largo plazo.



Más información: Articulo Departamento de Agricultura y Alimentación. Universidad de La Rioja. Logroño. https://www.scielosp.org/article/ssm/content/raw/?resource_ssm_path=/media/assets/gs/v16n2/edit02.pdf



¡Gracias por leer!

Déjenme sus comentarios aquí abajo o veámonos por redes sociales para charlar más de este y muchos otros temas.

Lxs espero.

Instagram: https://www.instagram.com/aviondepapelstudio/

Pinterest: https://pinterest.com/aviondepapelstudio/