Cómo consumir de manera responsable

Actualizado: sep 8

Estamos en una sociedad y vivimos en un sistema en el que es muy difícil tener una vida más sostenible; una cosa es dar todas las alternativas para generar menos basura, para reducir nuestra huella ambiental y para tener una vida "amigable con el medio ambiente" y otra muy diferente es aplicarlo. Muchas veces he dicho que deberíamos hacer todos nuestros productos, desde una mermelada hasta nuestro champú y muchas veces he sido yo misma la que termina comprando tanto la mermelada como el champú y aunque lo hago de la manera más "eco-friendly", comprándole a marcas locales, lo ideal sería que yo no tuviera que comprar ningún tipo de producto porque un producto nuevo supone un empaque nuevo y por ende un una basura potencial y contaminante. Así que si, sé que no siempre logramos nuestros objetivos en cuanto a la sostenibilidad, pero si puedo decir que he mejorado mi manera de ver lo que compro y lo que consumo.


Antes de comprar cualquier cosa empiezo a hacerme un montón de preguntas, la primera que parece obvia pero que la mayoría de veces no nos la preguntamos es:

Esta pregunta es válida la mayoría de veces. Hay momentos en los que me la he preguntado incluso cuando voy a comprar papel higiénico, pero hay momentos en los que es necesaria y sobre todo importante, por ejemplo, cuando vemos ese vestido en descuento; no conozco la situación de todxs, pero en mi caso, la mayoría (por no decir todas las veces) no lo necesité, sin embargo, lo compré y muy seguramente tiempo después lo boté o lo regalé.


El consumo de cosas que pensamos que queremos o pensamos que necesitamos pero realmente no es así, es precisamente la base del consumismo y la base de la crisis ambiental que estamos viviendo, no solamente por la cantidad de cosas que tenemos en exceso sino por el daño ambiental que supone crear cada uno de esos vestidos.


La segunda pregunta para mi es una de las más difíciles. Aquí les va:

Me parecía difícil plantearmela primero porque siempre me pareció mal pedir cosas prestadas pudiendo yo tener las mías (¿por qué? no se) y segundo porque hablar de ropa usada, por ejemplo, era un sinónimo pobreza que yo no podía entender y en ese momento de mi vida me parecía mal usar una prenda de segunda. Hoy no creo tener todas las respuestas pero al menos si creo poder entender que la vida más sencilla y compleja a la vez, que los privilegios que tengo no pueden nublar la toma de decisiones en mi vida y sobre todo que lo único que hace tener más cosas no es darme un estatus social, es acabar con el planeta.


Por ultimo, y como dije al principio, vivimos en un sistema en el que es difícil cumplir las primeras dos preguntas, a veces simplemente lo necesitamos y no lo encontramos de segunda, sin embargo, lo que podemos hacer es elegir bien:

Yo sé que muchas veces termina siendo más costoso un producto "amigable con el medio ambiente" que uno normal, pero creo que vale la pena hacer el esfuerzo, vale la pena sacar el tiempo para entender qué estamos consumiendo, por qué lo estamos haciendo y qué productos que uso diariamente están generando un impacto ambiental significativo, no solamente por mi, sino por los cientos de miles de personas que también los estan consumiendo.


No tenemos que resolver toda nuestra vida de un día para otro, ni tener resultados perfectos, de hecho, no logramos nada yéndonos al bosque, sin producir ningún tipo de basura ni huella ambiental si el resto del planeta sigue consumiendo como lo hace. Podemos dar pasos pequeños y significativos y a la vez ir compartiendo y enseñando, que el cambio sucede cuando lo hacemos en conjunto.


¡Gracias por leer!

Déjenme sus comentarios aquí abajo o veámonos por redes sociales para charlar más de este y muchos otros temas.

Lxs espero.

Instagram: https://www.instagram.com/aviondepapelstudio/

Pinterest: https://pinterest.com/aviondepapelstudio/