5 maneras de ayudar al medio ambiente

Actualizado: abr 6


Los seres humanos, generalmente, funcionamos mejor a través de la motivación y de la inspiración que de la obligación, por eso, a pesar de que necesitamos cambios inmediatos y hay cosas que podemos hacer que no nos cuestan nada, no podemos obligar a nadie a hacerlo, y si pudieramos, no sería realmente efectivo a largo plazo, necesitamos que las personas entiendan y sientan la necesidad de ayudar desde lo que puedan y quieran y por la razón que sea, no importa si empezamos a ser conscientes de la huella ambiental que generamos porque está de moda, porque lo vimos en un comercial, porque queríamos hacer algo en nuestro tiempo libre, por un documental, por un libro o por redes sociales, lo verdaderamente importante es que nos pensemos y evaluemos cuáles de nuestras acciones estan siendo sumamente contaminantes y cuáles podemos cambiar para generar menos impacto ambiental con nuestros hábitos.


En mi caso, todo empezó cuando fui a vivirme sola y al ir de compras al supermecado quería ahorrar lo que más pudiera, e irónicamente, los productos más baratos eran los que estaban llenos de plástico, icopor y empaques innecesarios. Al principio no presté mucha atención, pero después de unas semanas me di cuenta de la cantidad de basura que estaba generando y comencé a cuestionarme desde ese punto y desde ese momento de mi vida.


A partir de ahí, decidí que no solamente quería reducir la cantidad de basura, sino también reducir mi huella ambiental y empecé por lo que yo estaba dispuesta a cambiar para ayudar al medio ambiente y por esa razón decidí empezar a compartir este proceso que he llevado con la basura, el cambio climático y la crisis ambiental.


Así que, les dejo por aquí las cinco cosas con las que yo empecé y que espero que ustedes también disfruten llevándolas a cabo. Sé que a veces es difícil cambiar algunos hábitos o incomodarnos un poco, pero si lo pensamos, es para nuestro propio beneficio. El medio ambiente no es otra cosa que el lugar en el que vivimos y a medida que lo respetamos nos vamos conectando cada vez más con él y entendemos la necesidad de cuidarlo.


Esto, para mi fue lo primero, como lo leyeron en mi historia anterior, para mi no fue suficiente reciclar o reutilizar cosas, entendí que debía reducirlas (les dejo por aquí un artículo que escribí sobre el plástico y la verdad acerca de este).


Reducir es empezar a decir: “prefiero comprar otra cosa sin empaque de plástico” o “en vez de comprarme tantas cosas que seguramente no necesito, intentaré usar más las que ya tengo” estamos muy acostumbradxs a consumir masivamente y ese mismo consumismo es el causante de muchos daños medio ambientales.


Muchas veces me parecían pretenciosos o insoportables ciertos vegetarianxs/veganxs que no podían verte comer un pedazo de carne porque de alguna manera tenían que hacerte sentir culpable, y muchas veces si, me sentí culpable, porque yo sentía que amaba a los animales, pero les hacía daño, sin embargo, la decisión de comer ciertas cosas y otras no, va más allá de eso; es saber que esos alimentos no solo son creados de una manera cruel, sino también tienen un impacto ambiental en TODO su proceso y que en últimas, son EXTREMADAMENTE dañinos para nuestra salud, les dejo aquí un artículo que escribí específicamente de esto y sobre mi proceso de dejar la carne para reducir mi huella ambiental. (tranquilxs, no soy una vegana pretenciosa). Y por aquí les dejo otro para que puedan entender cuánto contamina la ganadería.


¡Los árboles son un regalo de la vida! Sé que muchas veces es muy difícil plantar un árbol, nos cuestionamos una cantidad de cosas al rededor de eso: ¿Dónde lo consigo? ¿Qué tipo de árbol? ¿Dónde? ¿Cuándo? Pero hoy en día hay muchas organizaciones que lideran jornadas de siembra, puedes ir a tu parque más cercano y sembrar un árbol pequeño, ir a un vivero y preguntar cuál es el mejor para el espacio que tienes, incluso, puedes ingresar a ciertas páginas web y con alguna donación o ciertos pasos a seguir ellxs siembran el árbol por ti. No hay excusas suficientes cuando quieres generar un cambio.


Aquí les dejo algunas páginas relacionadas a este tema:


https://www.reddearboles.com

http://humedalesbogota.com/plantacion-de-arboles/

Esta es una de las que más le sacamos excusas: es que el sudor, el calor, la inseguridad, la hora, la lluvia, el sol, el frío, no tengo dónde dejarla, las personas no respetan, etc. Y todas son ciertas, pero, como dijimos anteriormente, si queremos cambiar, debemos dejar todo de lado y simplemente empezar, cuando cambiamos un hábito, encontramos cosas maravillosas en el camino.


¡Esta es la que me gusta! Podemos crear algo nosotrxs mismxs, tenemos el control de lo que usamos y nos ponemos en la piel, podemos probar muchos ingredientes hasta encontrar el que nos guste, podemos intentar con olores, texturas y sabores distintos, y sobre todo, empacarlos de una manera diferente, creativa y cómoda para nosotros.


Saber que lo que estoy usando lo hice yo misma, saber exactamente que tiene y ser consciente de que lo hice sin desperdiciar tanto ni contaminar nada, créanme, da muchísima satisfacción. Aquí les dejaré la receta del desodorante que yo uso y que yo misma hago.


¡Gracias por leer!

Déjenme sus comentarios aquí abajo o veámonos por redes sociales para charlar más de este y muchos otros temas.

Lxs espero.

Instagram: https://www.instagram.com/aviondepapelstudio/

Pinterest: https://pinterest.com/aviondepapelstudio/